Sábado, 05 Diciembre 2015 17:58

ACCESIBILIDAD EN LAS ELECCIONES

 

ELECCIONES ACCESIBLES

Todas las personas de nuestra sociedad tienen el derecho a participar en las elecciones. La Administración tiene la obligación de velar por la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad en el acceso a los locales y mesas electorales y a la no discriminación.

Esta afirmación conlleva a no conformarse con exigir accesibilidad únicamente para entrar a un local para ejercer el derecho al voto. Es importante señalar que hay muchas cosas más que no se resuelven, incumpliéndose el Real Decreto 422/2011, de 25 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento sobre las condiciones básicas para la participación de las personas con discapacidad en la vida política y en los procesos electorales.

La accesibilidad a los colegios electorales es sólo el primer paso

Efectivamente, los colegios electorales deben ser accesibles. Las personas que quieran ejercer su derecho a votar deberán poder acceder sin dificultad o sobreesfuerzos hasta el lugar donde han de introducir el voto.

Los locales donde se ubican las urnas, muchas veces son colegios en los que, dicho sea de paso, la inclusión en la educación de los niños con discapacidad no se produce por la inexistencia de accesibilidad y por tanto, en un evento puntual como las elecciones, es muy probable que puedan repetirse situaciones excluyentes que propicien la desigualdad en el derecho al voto de los ciudadanos.

Está bien recordar en este punto que los electores pueden realizar reclamaciones en los 6 días siguientes a las elecciones en la Junta Electoral Provincial, que deberá resolver en firme en un periodo de 5 días, cuando se incumplan los requisitos legales de accesibilidad en los locales electorales.

Pero no sólo se trata de entrar al edificio. En la cadena de accesibilidad en este proceso concreto, se deben tener en cuenta más aspectos, como el transporte hasta el local, entrar al local, la comunicación y el derecho a la intimidad a la hora de la libre elección y por supuesto llegar a la urna en condiciones de votar de forma independiente. Todos estos aspectos constituyen en sí mismos eslabones irrenunciables.

Otras exigencias legales en accesibilidad

En todos los procesos electorales han de existir determinadas condiciones de accesibilidad:

  • Las personas con discapacidad auditiva que hayan sido designadas para la mesa electoral, tendrán derecho a un servicio gratuito de interpretación en lengua de signos durante la jornada, sin perjuicio del derecho de estas personas a excusar la aceptación del cargo en la mesa. Este servicio hay que solicitarlo por escrito 7 días antes del pazo fijado.
  • Las páginas de internet de las Administraciones públicas con información sobre procesos electorales deberán cumplir los criterios generales de accesibilidad al contenido recogidos en el artículo 5 del Real Decreto 1494/2007, de 12 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento sobre las condiciones básicas para el acceso de las personas con discapacidad a las tecnologías, productos y servicios relacionados con la sociedad de la información y medios de comunicación social. Además, toda la información institucional y los procedimientos cuya gestión compete a la Oficina del Censo Electoral habrán de ser accesibles.
  • En los actos públicos de campaña electoral, los locales oficiales y lugares públicos, o cualesquiera otros espacios o recintos autorizados que los ayuntamientos reserven para la realización gratuita de actos de campaña electoral en los procesos electorales, cuya gestión competa a la Administración General del Estado, habrán de ser accesibles. Además, los candidatos, partidos políticos, federaciones, coaliciones y las agrupaciones de electores que concurran a un proceso electoral procurarán que los actos de campaña electoral sean accesibles.
  • En cuanto a la propaganda electoral, los candidatos, partidos políticos, federaciones, coaliciones y las agrupaciones de electores procurarán que la propaganda electoral sea accesible y además, se procurará atender las necesidades específicas de accesibilidad de las personas con discapacidad, también para las emisoras de televisión y de radio de titularidad pública y de ámbito nacional.

Cuando la gestión de las elecciones sea dependiente de la Administración General del Estado:

  • Los locales serán de titularidad pública y acesibes como se define en la ley y además, como novedad con respecto a las elecciones de otra naturaleza, será obligatorio disponer de una adecuada señalización de las secciones y mesas electorales, atendiendo a las condiciones técnicas fijadas en la norma UNE 170002 Requisitos de accesibilidad para la rotulación
  • Los locales electorales deberán disponer de un espacio concreto, accesible y adecuado, que garantice la privacidad del elector y que se encuentre lo más cerca posible de la mesa en la que le corresponda ejercer su derecho de sufragio.
  • La Administración General del Estado diseñará y proveerá sistemas de señalización accesible para los locales electorales correspondientes a cada sección y mesa electoral.
  • En los procesos electorales cuya gestión sea competencia de la Administración General del Estado y se constate la ausencia de transporte público accesible al local electoral, la Administración General del Estado proporcionará medios de transporte gratuitos adecuados para las personas con discapacidad motriz que lo soliciten, siempre y cuando existan disponibilidades presupuestarias.

Comentarios sobre las exigencias en accesibilidad en las elecciones

Está bien que se reconozca la dificultad para determinadas personas a la hora de ejercer el voto y que este reconocimiento no se quede en el papel. Es posible que algunas personas no concedan la importancia que esto merece. Muchas veces he oído eso de que "se puede votar por correo" y que "si hay algún problema, te bajan la urna a la calle".

La ley está para cumplirla, pero siempre encontramos imprevistos, sobre todo a la hora de preever la accesibilidad. Los motivos, creo que alejados de la mala fe, pasan por no considerar a la accesibilidad una condición indispensable en cualquier entorno, evento, bien o servicio. Las elecciones no deben ser menos.

Cosas que veo poco cuidadas en las experiencias inaccesibles de los colegios electorales:

accesibilidadelecciones02

  • La cadena de accesibilidad para un voto implica que se debe hacer en las mismas condiciones para todas las personas. Por tanto, eso  de la intimidad a la hora de coger una papeleta e introducirla en el sobre también se debe poder hacer en un colegio electoral accesible. Muchas veces ocurre que los votos se encuentran en una zona especial, sobre un pequeño apoyo para elegir o escribir, con unas dimensiones insuficientes y una altura inadecuada. Cuidemos la intimidad y no obliguemos a ir al colegio con el voto ya preparado.

accesibilidadelecciones01

  • Por otra parte, las elecciones son un proceso de comunicación , si bien secreto en las primeras fases, es importante que se mantenga una accesibilidad en la transmisión de información, que es uno de los puntos donde más flojea el sistema electoral. Si bien la ley sólo obliga a señalizar según criterios accesibles en las elecciones que gestione directamente la Administración General del Estado, es conveniente recordar que en cualquier proceso electoral, la comunicación es vital para expresar adecuadamente tu opción política. Evitar en la medida de lo posible la indicación de las mesas electorales con folios manuscritos, o incluso impresos, y optar por la señalética accesible, de tamaño y contraste adecuados, braille y además de lengua de signos, cuando el caso así lo exija.

El último informe sobre las elecciones de mayo de 2011, redactado por el Ministerio de Interior, no tiene desperdicio. Este informe debe redactarse, según la ley que nos ocupa, durante el siguiente año de las elecciones, para reflejar en él el grado de accesibilidad alcanzado, incidencias y soluciones. En él se supone que se reflejan todas las incidencias ocurridas en materia de accesibilidad, así como un estudio para solucionarlas y prever en los siguientes comicios, incluso con un presupuesto, un desarrollo normalizado en materia de accesibilidad. Es por eso que os invito a realizar las reclamaciones, en el caso de que sea necesario, para que quede reflejado en la documentación que en la junta electoral remita al Ministerio. Sin la gestión de este organismo no se podrá mejorar en este aspecto.

La accesibilidad es la cualidad que permite la libertad de la persona. Es por eso que en las jornadas electorales os deseo especialmente un voto accesible. Gracias por la difusión del artículo, que ayuda a la información sobre el problema y por tanto a la concienciación.

 

Publicado en BLOG
Martes, 13 Octubre 2015 20:07

LA ACCESIBILIDAD Y EL VASO DE AGUA

.

Hace poco escuché la historia del vaso de agua. Me pareció muy buena y por supuesto muy gráfica para explicar un concepto que es necesario transmitir para que más personas comprendan por qué es tan importante la accesibilidad y la exigencia de la misma en nuestro entorno.

VASO DE AGUA

  ¿Cuánto pesa este vaso de agua?

Un conferenciante, en una de sus charlas, levantó un vaso de agua, todo el mundo esperaba la típica pregunta: ¿Está medio lleno o medio vacío? Sin embargo, preguntó:

¿Cuánto pesa este vaso?
Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos.

El conferenciante respondió:

El peso absoluto no es importante, depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo un minuto, no es problema, si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo, si lo sostengo un día, mi brazo se entumecerá y paralizará.
El peso del vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado, más difícil de soportar se vuelve.

Y continuó:

Las preocupaciones son como el vaso de agua. Si piensas en ellas un rato, no pasa nada. Si piensas un poco más, empiezan a doler y si piensas en ellas todo el día, acabas sintiéndote paralizado, incapaz de hacer nada.

Concluyó el conferenciante:

Acuérdate de soltar el vaso.

 El vaso de agua y la accesibilidad

Imaginen por un momento que, de un día para otro, de repente, son incapaces de subir o bajar escalones. 

Tras ponerse en esta situación, salgan un momento a la calle. Imaginen que cada vez que quieren salir tienen que pasar todos los escalones con los que se encuentren y sin posibilidad de evitarlo, por ejemplo en su edificio de viviendas, en la acera para cruzar en el camino al trabajo, en la tienda de enfrente,... En muchos, casi todos, los edificios de su vida cotidiana en el día a día.

Es como sujetar un vaso de agua a cada momento y no poder soltarlo nunca, porque, cada día, hay una nueva barrera que para ustedes, ahora que ya no pueden salvarla, se convierte en un vaso de agua que tienen que sujetar y lo que es más preocupante: no lo podrán soltar.

El motivo de no poder soltar ese teórico vaso es la falta de accesibilidad en todos los entornos, bienes y servicios de nuestra sociedad. Para un porcentaje importante de individuos, no representará un vaso y en su imaginario colectivo calificarán sus entornos como aceptables, a pesar de esos rumores sobre falta de accesibilidad. Para un porcentaje no menos importante, que representa a 4 millones de personas en España, la falta de accesibilidad significa un peso a soportar en su vida y que, día a día, mes a mes, año tras año, se volverá cada vez menos soportable y menos comprensible, terminando por paralizar al individuo y eliminar ese derecho a la libertad que le concede su estatus de ciudadano a pesar de que por otros, el problema no es tan importante.

Si lo apreciamos desde este punto de vista, es un problema que desgasta mucho. Es además un problema que se puede solucionar: sólo hay que incluir a la accesibilidad en nuestra sociedad, de una manera más efectiva y también más participativa.

Evitaremos, ese peso gratuito, paralizante, que esclaviza sin cadenas, que erosiona sin viento, ni agua. Ese vaso de agua que nadie ve, pero que aguantan muchas personas.

Publicado en BLOG
Viernes, 04 Septiembre 2015 08:07

PLAZAS, TERRAZAS Y ACCESIBILIDAD

 

TERRAZAS 04

.

Cada vez hay más personas que se fueron a vivir a un piso con una plaza abajo y ha resultado ser un piso con terrazas de restaurantes en la plaza de abajo. Aunque el matiz no tiene por qué ser negativo para una plaza pública, el problema comienza cuando se produce un desequilibrio en las actividades que se realizan en el espacio que nos pertenece a todos.

Ya no es un lugar público, es un lugar explotado

No voy a tratar el tema sobre lo que debe ser una plaza urbana. En el imaginario colectivo se tiene claro qué debe pasar en esos espacios para que quieras vivir cerca de ellos o simplemente estar. Ese espacio que te invita a disfrutarlo puede ser perjudicado cuando en lugar de entenderlo como una zona representativa de la vida urbana, se considera un espacio a explotar. Actualmente, las terrazas representan, en la mayoría de ocasiones, el doble de plazas de un local hostelero que si sólo tuviera las mesas dentro del local. Y por eso digo lo de explotar. De repente, tras los trámites municipales y la concesión de licencia, se instala un toldo, veladores y unas mesas que se distribuyen o no en las inmediaciones del toldo, normalmente con una ocupación agresiva del espacio que era público. Cuantas más mesas, mejor. Y creo que este camino no es el más adecuado y lleva a aquello de matar a la gallina de los huevos de oro.

Efectos perjudiciales para el espacio público, la ciudad e incluso el turismo

Pero esta superexplotación no es el único problema. Muchas veces, tiene efectos colaterales entre los usuarios de la ciudad. De repente disminuyen los bancos públicos, porque ya no resultan convenientes o no hay sitio suficiente, obligándote a sentarte en lugares inhóspitos o "hacer cola" para que dejen un asiento libre, cuestión que te impide conversar o compartir el espacio. 

Una plaza, al igual que una ciudad o entorno, debe compartir la característica de una fiesta: todo el mundo debe querer ir y todo el mundo debe querer quedarse. 

Todo ello sin hablar del perjuicio que supone para el entorno urbano, cuando este entorno convive con edificios de cierta relevancia cultural o histórica. La presencia de un edificio centenario se borra con un toldo fosforito. Se difumina con una marabunta de turistas que trasladan el interés por la historia y los monumentos de una ciudad, por encontrar un sitio a la sombra de un toldo.

Y a todos estos problemas, se añade el de la accesibilidad, que se encuentra perjudicada cuanto menos equilibrio entre terrazas y espacio público existe. 

Hay una solución: la accesibilidad 

Podemos intentar solucionar un problema enfocándolo desde diversos puntos de vista, pero sólo encontraremos una solución parcial y posiblemente no satisfactoria. Sin embargo, la accesibilidad lo filtra todo poniendo como objetivo a la personas. De esta manera, el equilibrio se consigue por sí mismo, resultando también beneficiado el entorno inmediato. El rendimiento económico hay que considerarlo también y todo ello cumpliendo con la ley. Aquí es donde entramos de lleno en una posible solución. El artículo 33 de la Orden VIV 561 de 2010 dice:

1. Los elementos vinculados a actividades comerciales disponibles en las áreas de uso peatonal deberán ser accesibles a todas las personas. En ningún caso invadirán o alterarán el itinerario peatonal accesible.

2. La superficie ocupada por las terrazas de bares e instalaciones similares disponibles en las áreas de uso peatonal deberá ser detectable, evitando cualquier elemento o situación que pueda generar un peligro a las personas con discapacidad visual. El diseño y ubicación de los elementos de estas instalaciones permitirán su uso por parte de todas las personas. Los toldos, sombrillas y elementos voladizos similares estarán a una altura mínima de 2,20 m y los paramentos verticales transparentes estarán señalizados...

3. Los kioscos y puestos comerciales situados en las áreas de uso peatonal que ofrezcan mostradores de atención al público dispondrán de un espacio mínimo de 0,80 m de ancho que contará con una altura entre 0,70 m y 0,75 m y un espacio libre inferior al plano de trabajo que permita la aproximación de una persona en silla de ruedas.

 Estas exigencias piden de alguna manera que:

- Se delimite de una forma adecuada el lugar donde se ubicarán las zonas comerciales exteriores. En este aspecto, a pesar de que los trámites municipales habitualmente piden incluir una ubicación teórica, en la práctica cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia y hace que se difumine la posición y funcionamiento habitual.

- Que se utilicen todos los medios para hacer detectable todos los elementos y para todas las personas. Actualmente, no se estudia bien las soluciones en cuanto a detectabilidad. Es un aspecto poco desarrollado en las ordenanzas y de importancia crucial.

- Que el servicio sea accesible para todas las personas. No podemos empeorar la accesibilidad del espacios público ocupándolo sin un servicio accesible.

La propuesta de "Espacio Sonoro a través del Tacto" de Lluvia Martínez Delgado y Juan Cebrián Sánchez es un claro exponente del camino hacia la solución que comentaba anteriormente:

Por tanto, la propuesta hacia la administración municipal es que, por una parte, se sigan cumpliendo las ordenanzas reguladoras que en materia de instalación de terrazas y veladores en vía pública tengan, añadiendo por una parte que se incluya documentación más específica sobre soluciones en accesibilidad de la instalación y que se delimite con pavimento táctil la zona exterior donde se ubicarán las mesas.

Con esa documentación específica, se podrá regular mejor no sólo la instalación en sí, sino su impacto en el entorno (con clara vocación de protección en entornos históricos) y los usuarios.  

 Ejemplos y más ejemplos...

TERRAZAS 01

Ejemplo de incorrecto posicionamiento de toneles frente a un vado peatonal.

 TERRAZAS 02

Otro punto de vista del mismo vado en pleno uso. Se observa el impacto negativo de la ubiación de toneles en un punto de cruce de circulaciones peatonales públicas.

 TERRAZAS 03

Paso entre calzada, maceteros, mesas y más mesas y más mesas... Cuando la terraza está llena de gente, pasar por aquí no es fácil. 

TERRAZAS 04

¡A la derecha se debería ver una plaza! Toldos lineales sin la suficiente transparencia y permeabilidad hacia el espacio público. Esta zona de circulación se ve afectada por el continuo paso de camareros y clientes en momentos de afluencia.

 

CONTINUARÁ...

 

Publicado en BLOG
Viernes, 08 Mayo 2015 12:40

LA ACCESIBILIDAD Y LA POLÍTICA

 

  

 

 

 

 

 

  

 

 

 La accesibilidad, como la discapacidad, es apolítica por definición.

¡TUITEA ESTO!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hechos reales con algunos políticos, cuando les hablo de accesibilidad.

¡TUITEA ESTO!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Algunas respuestas desde sus propuestas electorales de algunos políticos de España.

 ¡TUITEA ESTO!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Propuestas concretas en materia de accesibilidad ofrecidas al político interesado.

¡TUITEA ESTO!

congreso diputados

La accesibilidad, como la discapacidad, es apolítica por definición. El concepto de accesibilidad sirve a todas las personas, independientemente de sus opciones políticas, al igual que la discapacidad, entendida como diversidad funcional, no se presenta en las personas según su ideología, sino que es absolutamente independiente de este concepto.

Una vez aclarado esto, es necesario tener en cuenta a la política como herramienta de acción en la sociedad en la que vivimos, desde todas las opciones ideológicas existentes. En realidad, cada vez que he tenido que hacer una propuesta sobre accesibilidad a nivel político, sólo la he elaborado en los casos en los que todos los partidos se han unido y puesto de acuerdo con antelación, para solucionar con un golpe único y certero, el problema que se debía solucionar.

Estoy convencido de que, en estas cuestiones, la acción unida de todas las fuerzas políticas es la única forma de avanzar e incluir a la accesibilidad en entornos y servicios con infinitas variables a controlar. Además, beneficia a todas las personas, con o sin discapacidad.

Una vez explicada mi idea de promocionar la accesibilidad en la política de forma unificada, sin una opción concreta, tengo que hacer un pequeño listado, sin nombres, sin colores, pero sí con hechos, para que se valore, desde la crítica constructiva, qué se está haciendo mal para que la accesibilidad siga estando como está en España. Todos y cada uno de estos puntos los he vivido yo personalmente.

  • Existe una tendencia a decir siempre SÍ a la accesibilidad, sobre todo cuando te acompaña alguien en silla de ruedas. Siempre dicen SÍ a la inclusión en la sociedad de las personas con diversidad funcional y ocurre tanto durante la legislatura como en la campaña electoral. El final se traduce siempre una actuación simbólica y aislada, sobre todo en municipios pequeños, que no termina de satisfacer a nadie y muchas veces mal ejecutado desde el punto de vista de la accesibilidad.
  • A los políticos en España les encanta salir en las fotos apoyando a las personas con diversidad funcional. Alabo ese apoyo, siempre y cuando se concrete en actuaciones prácticas, palpables, medibles y de ejecución a corto o medio plazo. La mayoría de las veces todo se queda en un apretón de manos y una palmadita en la espalda acompañada de la expresión "¡campeón/a!"
  • Los políticos en España no conocen la discapacidad. Por eso se plantean decretos y leyes confeccionadas sin ese conocimiento tan necesario, por eso casi no sirven y, además, se interpretan de una forma equivocada por quienes la tienen que aplicar. Es una especie de camino hecho de buenas intenciones, pero inviable por falta de preparación y por otros muchos factores.
  • Existe un alcalde en España que ha dicho públicamente que "para tres o cuatro minusválidos que hay en el municipio, no vale la pena invertir en arreglar las calles". Sin entrar a valorar la autoridad moral y ética de este comentarios, aquí hay que tener en cuenta que las obras que promueven la accesibilidad son "invisibles" y es menos rentable políticamente que gastarse el presupuesto en un superedificio. Además, supone muchas veces molestias impopulares cuando la intervención es en calles y aceras y, una vez realizada la inversión, el cambio es prácticamente inapreciable por la mayoría de la población. Además se pone en evidencia el enorme desconocimiento que implica decir estas palabras.

A fecha de hoy ¿qué proponen los políticos en temas de accesibilidad en su programa o en sus propuestas?

Aprovechando las nuevas tecnologías, las redes sociales y la campaña electoral, me he atrevido a hacer un sondeo entre algunos representantes políticos, de todas las ideologías. Algunos me han contestado y otros no. Es cierto que sólo me represento a mí mismo y quizás se tengan otros intereses más importantes para contestar a todas las preguntas que se hacen, pero viendo que casi es un tema que no se contempla en los grandes debates mediáticos y con escaso interés en general, me decidí a preguntar directamente al partido o candidato/a. Es cierto que los programas electorales se pueden leer en muchos medios, pero me interesa más en cómo me responde a esta pregunta concreta una persona desde sus ideales a una retahíla de palabras que no concretan nada en el programa.

Candidatos o partidos que NO han respondido a una pregunta concreta sobre medidas a adoptar para promover la accesibilidad en España, realizada desde mi cuenta de Twitter u otros medios:

Con esto no quiero sentenciarles o acusarles de que no tienen propuestas, sino que simplemente mi pregunta no ha trascendido. Sus gestores de redes sociales, o ellos mismos, no han debido considerar que fuera el modo de preguntar o que el tema fuera de suficiente interés. Espero que no sea que, en realidad, no tienen mucho que decir sobre el problema de la accesibilidad universal en España.

Si me contestan, actualizaré el artículo.

 Políticos que han contestado a preguntas concretas sobre accesibilidad:

José Antonio PujanteLa respuesta, que no era fácil de sintetizar en un chat, es abierta e inconcreta. Además, lo único que dice es que hará cumplir la ley y que desarrollará un plan para reformar los edificios y zonas urbanas que carezcan de accesibilidad. Ésta es una propuesta necesaria, pero que carece de carácter práctico o de mejora con respecto a lo que ya existe, porque este tipo de actuaciones ya se vienen subvencionando desde hace años con dudoso éxito. Además, la aplicación de la ley no es suficiente, ya que si así fuera, ya tendríamos un entorno accesible. Hay que ir más allá y por tanto la respuesta me parece insuficiente. Muchas gracias, no obstante, por contestar.

  • Pedro Antonio Sánchez, candidato a la presidencia de la Región de Murcia por el Partido Popular. Ésta fue una pregunta directamente desde Twitter. La respuesta fue la siguiente:

Pedro Antonio SánchezLa respuesta, que tampoco es fácil de responder en un tuit de 140 caracteres, me da la impresión de ser una manera abierta de no decir mucho sobre algo que en realidad no tienen desarrollado. Se podría haber respondido con la filosofía de sus intenciones y enlazar a su programa o a otro documento en internet. Insuficiente e inconcreta la respuesta. Muchas gracias, no obstante, por contestar.

  • Antonio Miguel Carmona, candidato a la alcaldía de la ciudad de Madrid por el PSOE. Fue una respuesta a través de un tuit y fue de la siguiente manera:

antoniomiguelc psoe accesibilidad

Esta sintética respuesta me hizo investigar en el programa que aparece en su web. En el punto 7 de sus propuestas dice en concreto: "La rehabilitación de viviendas es una oportunidad para el empleo. Y también, para mejorar la sostenibilidad ambiental de la ciudad, para mejorar su accesibilidad para los vecinos con alguna discapacidad. Este es nuestro objetivo: obras útiles y no panteones a gloria de políticos."

La actuación en las viviendas es de crucial importancia, pero es totalmente insuficiente. Está claro que hay que mejorar la accesibilidad en la vivienda, pero también garantizar que los entornos públicos sean accesibles, los edificios públicos dependientes de la administración y que los nuevos desarrollos y obras vayan más allá de la ley, que es claramente insuficiente. Muchas gracias por contestar.

  • Unión, Progreso y Democracia de la Región de Murcia. Una pregunta desde la cuenta de twitter que, esta vez, sí fue contestada con concreción con 10 puntos:

respuesta upd murcia accesibilidad

Estas propuestas, necesarias en todas partes, están bien. Sigo pensando que estos diez puntos se quedan cortos, porque para llevarlos a cabo tienen que plantearse modificaciones estructurales en la forma de entender la accesibilidad desde la administración pública.

Propuestas concretas en accesibilidad ofrecidas con la mejor intención, para cualquier programa electoral de cualquier partido político que las considere de su interés.

Bueno, esta puede ser una guía de puntos mínimos a tratar para mejorar la respuesta desde el mundo político a las necesidades reales de accesibilidad en España o de cualquier parte del mundo.

  1.  La accesibilidad es una cuestión transversal que influye a la vez en numerosos responsables y disciplinas. Se hace necesario crear una comisión de accesibilidad que vele por la misma en todas las funciones públicas, así como en la iniciativa privada, de forma transversal. Esta comisión, puede inspirarse en el modelo alemán, adaptándose a la idiosincrasia de la zona de actuación.
  2. Crear una partida específica para desarrollar un plan de accesibilidad para todos los municipios de España. Los que ya lo tienen, seguramente están criando polvo en las estanterías de las oficinas técnicas de los ayuntamientos, por lo que tanto para los que tengan, como para los que no, se dotarán de partidas presupuestarias para desarrollar las determinaciones de estos planes, una vez redactados y por fases.
  3. Las viviendas deben contemplar la accesibilidad, tanto de iniciativa pública como de iniciativa privada. La accesibilidad no debe quedarse exclusivamente en las zonas comunes de las viviendas, sino que ha de introducirse en todas las viviendas y no sólo en las destinadas a personas con movilidad reducida. Se redactará, para ello, un nuevo reglamento de habitabilidad, que ya existe en algunas comunidades autónomas, que incluya determinaciones que promocionen la accesibilidad en aspectos irrenunciables (aseos, baños, puertas, pasillos, instalaciones,...). Este reglamento de habitabilidad es diferente a la legislación existente y debe ser aplicable a viviendas de cualquier tipología e iniciativa.
  4. El transporte público debe hacer honor a su nombre y por tanto tener la capacidad de transportar en las mismas condiciones a todas las personas, con o sin discapacidad. Por tanto hay que revisar estaciones, paradas, líneas de autobús, taxis y un largo etcétera, legislando unas condiciones mínimas de servicio.
  5. Todos los edificios públicos, dependientes o no de la administración, deben ser accesibles inmediatamente. Para ello se realizará la adaptación con criterios de accesibilidad universal y no sólo aplicando la ley vigente. Los nuevos edificios proyectados, deberán incluir también criterios de accesibilidad universal. Se debe trabajar en la especial importancia de la evacuación de personas con discapacidad en situaciones de emergencia.
  6. En la era de la información y la comunicación, la brecha tecnológica, que crea nuevas barreras antes inexistentes, se produce en internet y en la forma de interactuar con la población. La comunicación debe pasar por una renovación completa, incluyendo criterios de accesibilidad universal. Las aplicaciones son muy variadas, pudiendo encontrarse en la accesibilidad de un panel de información, hasta en los recibos del IBI enviados por correo electrónico. No debe descuidarse ningún aspecto.
  7. Todas las personas que trabajen en un servicio público, deben tener una formación en accesibilidad y concienciación frente a la diversidad social. Inclusión del mismo en los servicios de emergencia, cuerpos de seguridad y ejército.

Como podéis comprobar, estas propuestas exigen un compromiso importante, sin precedentes, de la política española. No se trata de hacer rampas para personas con discapacidad, sino de un nuevo modelo social, físico y humano. Se necesita, pues, de ideologías y líderes valientes que las adopten.

Es cierto que España tiene muchos problemas que deben ser solucionados. El hambre, la pobreza, garantizar los derechos fundamentales de las personas, el trabajo y un largo etcétera se anteponen durante la historia de la democracia española a las necesidades de la accesibilidad. Sin embargo, encuentro que ésta es una disciplina que podemos encontrar en todos los aspectos que preocupan a los españoles, que favorecen la mejora de todos ellos y que además apoya el derecho de igualdad que todos los días se ve vulnerado para cierto colectivo que actualmente no puede formar parte de la sociedad de una manera normalizada. Hay personas que lo politizan todo, yo soy de las que todo lo hacen accesible.

Este artículo tiene la vacación participativa. Los comentarios, desde el respeto y la crítica positiva, serán bienvenidos, así como las propuestas concretas que tengáis a bien dejar en este artículo. Muchas gracias por adelantado.

 

Publicado en BLOG
Jueves, 09 Abril 2015 10:48

FALSOS MITOS DE LA ACCESIBILIDAD

La accesibilidad es la cualidad que permite la libertad de la persona

¡TUITEA ESTO!

MITOS DE LA ACCESIBILIDAD

Según la Real Academia de la Lengua, un mito es una persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen. La accesibilidad es una de esas cosas que han sufrido la atribución de esas cualidades que son absolutamente falsas. Veamos algunas.

La accesibilidad sólo sirve para las personas con discapacidad y por eso yo no la necesito

¡ERROR! Y es probable que provenga de la propia historia de la arquitectura y el urbanismo, ya que desde siempre se han utilizado soluciones y criterios que no han tenido en cuenta a todas las personas en su diversidad, sino la simplificación que se supone cuando se considera que las personas andan, ven, oyen o interactuan "con normalidad". En cuanto se sale de esa "normalidad" entonces se aplican soluciones especiales, sólo para esas personas y eso es, en sí mismo, un gran error conceptual.

lo dificil es andar en una ciudad discapacitadaLos entornos deben diseñarse para las necesidades de las personas y no al contrario. Sin embargo, lo que se hace actualmente es algo muy distinto y obedece a un criterio también simplificado. Por ejemplo, la práctica actual sería como si tuviéramos una fábrica de zapatos y a la hora de planificar la producción de esos zapatos consideráramos la media de talla de la sociedad, por ejemplo un 38. La fábrica sólo haría zapatos de la talla 38 y por tanto, para las personas que no tuvieran esa medida, esos zapatos no podrían ser utilizados, por exceso o por defecto.

Y es que ya lo decía la famosa viñeta que ha recorrido las redes sociales, "lo difícil es andar por una ciudad discapacitada".

    

Construir espacios accesibles es más caro

 ¡ERROR! Y aquí la razón es, en la mayoriá de ocasiones, porque las construcciones se hacen dos veces (o más). La primera cuando se acaba de proyectar y se construye, totalmente nueva. La segunda cuando, al no ser accesible, hay que volver a hacerla, con el consecuente gasto. Claro, así no salen las cuentas y sale más caro, como cuando hay que añadir salvaescaleras, romper lo hecho y rehacerlo bien, volver a invertir recursos repetidamente,...

Existen estudios que demuestran que invertir en accesibilidad es económicamente rentable, ya que:

 

hucha

  • Ahorran recursos y tiempo si la accesibilidad se considera desde el origen del proyecto (y no metiéndola con calzador una vez que ya está todo pensado y hecho).
  • Se minimizan las acciones legales al minimizar también el riesgo de accidentes. No hay que olvidar que lo que es accesible, es seguro.
  • La inversión revierte a la sociedad, ya que la accesibilidad sirve para todas las personas que la integran. Además, todos en algún momento de nuestra vida, hemos tenido, tenemos o tendremos una discapacidad, permanente o no, que nos impedirá disfrutar con dignidad los espacios, entornos y servicios si las cosas siguen como hasta ahora. 

 

Cumplir con la ley de accesibilidad existente es garantía de conseguir espacios accesibles a todos

¡ERROR! Yo haría la siguiente pregunta para poner en duda este falso mito:

Si la ley de accesibilidad existente fuera suficiente ¿por qué nuestros entornos, ciudades, servicios, viviendas, edificios públicos y privados son tan inaccesibles?

ley accesibilidadAdemás, la ley de accesibilidad que existe actualmente en España está, en general y salvo honrosas y contadas excepciones, mal planteada, ya que:

  • Si consideramos que las personas con discapacidad tienen los mismos problemas independientemente de la comunidad autónoma donde vivan ¿por qué entonces existen leyes sobre accesibilidad con diferentes criterios dependiendo de la comunidad donde vivas?
  • Si existe una ley de accesibilidad aceptable, los técnicos la aplican de forma errónea, principalmente por un desconocimiento general sobre la discapacidad. Para proyectar y aplicar la accesibilidad correctamente hay que conocer la discapacidad con una noción mejor que la que dan los coceptos leídos en un libro de texto.

  

Mi edificio es accesible ¡¡tiene una rampa!!

rampas accesibles¡¡ERROR!! Lo primero de todo: cualquier plano inclinado no es una rampa accesible. Existe una norma mínima para considerar que una rampa es accesible, que ya os conté en otro artículo. Normalmente fallan casi todas, bien por exceso de pendiente, por falta de pasamanos, por un pavimento inadecuado... Es una catástrofe.

Otra cosa a añadir es que el hecho de poner una rampa en un edificio no es el bálsamo de Fierabrás, ya que existen muchas más exigencias demandadas por las personas con capacidades diferentes, que no tienen por qué tener una movilidad reducida y sí exigen otras cosas.

La discapacidad no son sólo sillas de ruedas. La accesibilidad universal es útil para todas las personas, no sólo las que usan sillas de ruedas.

Por eso también, podemos añadir que los entornos o son accesibles o no lo son. No hay un entorno accesible al 50%, por ejemplo. Por tanto, disponer sólo una rampa será un paño caliente que no curará al edificio enfermo.

 

 La accesibilidad es, en definitiva, la cualidad que permite la libertad de la persona. Todo lo que coarte a las personas, derivado de una falta de accesibilidad es una merma en los derechos fundamentales de las personas. En este ámbito, se vulneran miles de veces todos los días y, desgraciadamente, no se le concede la importancia que merece.

¿Cuánto vale la libertad de una persona? ¿Eso tiene precio?

  

Publicado en BLOG
Sábado, 04 Abril 2015 20:11

LA ACCESIBILIDAD EN FIESTAS

Fotografía: Gente, de Olga Pepe, compartida bajo una licencia Creative Commons.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografía. Concierto 100 años 1000 sueños, de ojo_de_vidrio compartido bajo una licencia Creative Commons. La verdad que un poco más alto no vendría nada mal.

accesibilidad y fiestas

Las fiestas en España, llenas de gente, por todos los pueblos y ciudades. Tradiciones, sentimientos, comida y bebida, a veces carrozas llenas de regalos que los niños adoran... Todo un panorama que tenemos en nuestro imaginario colectivo como parte de nuestra cultura y una forma de relación social que va hacia lo colectivo, vivido de muchas maneras diferentes.

El hecho es que todos vamos a las fiestas y eventos de nuestro entorno y seguro que en muchas ocasiones, la experiencia vivida en ellos forma parte de vuestra vida, asociada a recuerdos o costumbres que forman parte de vosotros.

Hace poco recordaba cuando, junto con mis padres y mi hermano cuando éramos pequeños, íbamos a las procesiones de Semana Santa para coger caramelos, o al Entierro de la Sardina para coger juguetes y cómo, de alguna manera, esa experiencia forma parte imborrable de mis recuerdos de infancia. Ahora que yo soy padre, también quiero tener esa experiencia en las fiestas de mi ciudad con mis hijos y mi mujer. Y aquí es donde empiezan los problemas.

Ir con mi familia a cualquier lugar, pone a prueba cualquier edificio o entorno urbano, ya que la silla de ruedas de mi mujer, más el carrito de mellizos de mis hijos, hacen que poder utilizar un espacio con estas necesidades sea muy exigente. Pero no me detengo sólo en mi. La verdad es que, prácticamente para ninguna persona con discapacidad, las fiestas de su ciudad pueden ser disfrutadas y almacenadas como una experiencia de vida o de interés, puesto que ante las aglomeraciones y las calles cortadas o con disminución de paso, hacen muchas veces inviable el mero hecho de acercarte.

Y es que, actualmente, se gestionan muy mal los eventos con aglomeración de personas. Incluso en ciudades grandes y en fiestas de interés turístico. Y supone un problema para las personas con discapacidad.

En los desfiles, en los conciertos y en cualquier evento que se precie, donde el espectador ocupa un lugar concreto y la fiesta se contempla o incluso se interactua con ella, deben existir en lugares estatégicos, plataformas elevadas que permitan que las personas con discapacidad, sobre todo las que tienen una movilidad reducida, acondroplasia y un largo etcétera, puedan disfrutar de la fiesta. Imaginad que váis sentados en una silla de ruedas y hay tres filas de espectadores frente a vosotros, los últimos además de pie ¿Tendríais la impresión de que podríais simplemente ver algo? ¿Os plantearíais acercarse a ver una fiesta con vuestros hijos pequeños en estas condiciones?

accesibilidad conciertos

Habitualmente, en los conciertos en recintos cerrados al aire libre, se suele ubicar una plataforma elevada donde se puede ver el espectáculo, eso sí, desde cierta distancia. En cuanto a una procesión, o un desfile de carnaval, la cosa es más difícil, a no ser que vayas al palco de las autoridades, si lo eres. Lo que se debe exigir en cualquier caso es que se habilite un lugar para personas con discapacidad en los mismos términos que he comentado anteriormente.

Ahora bien, esto tiene una solución relativamente sencilla, pero ¿qué ocurre si la fiesta se celebra en toda la ciudad y no en un sitio concreto? Me refiero a algo así como el Bando de la Huerta , o las Fallas de Valencia . Aquí, la accesibilidad de la ciudad juega un papel crucial a la par de la concienciación de las personas, que deben respetar los aparcamientos de personas con movilidad reducida, los vados peatonales, la ubicación de mobiliario... Y aún así todavía tendríamos que lidiar con la aglomeración...

Ante estas espectativas ¡dejamos a los niños sin fiesta? ¿dejamos que los niños tengan una experiencia parcial de las fiestas con uno de sus padres? ¿luchamos por la accesibilidad del entorno y la concienciación social?

Yo personalmente, elijo la tercera. 

 

Publicado en BLOG
Martes, 24 Marzo 2015 14:07

ACCESIBILIDAD Y AISLAMIENTO

La misma foto, dos sensaciones diferentes, compartida por Big Max Power (BMP) bajo una licencia Creative Commons.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 A día de hoy, en el lugar donde usted vive, hay personas que no pueden salir de su casa por falta de accesibilidad.

¡TUITEA ESTO!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 No se denuncia la falta de accesibilidad por sentimientos humanitarios, sino por velar derechos humanos.

¡TUITEA ESTO!

accesibilidad y soledad

A día de hoy, en el lugar donde usted vive, da igual si es pueblo o ciudad, grande o pequeño, viven personas que llevan varios meses, e incluso años, sin poder salir de su vivienda. Quizás piensen que se debe a alguna enfermedad, quizás derivada de una avanzada edad, en la que entra dentro de lo normal que, como parte de la vida, una persona se quede en su casa sin pretender otra cosa que esperar lo más cómodamente posible el final de su existencia.

Y no niego que esto pueda estar sucediendo, pero quiero poner la atención en algo que quizás no se mire o si se hace, se vuelva la mirada hacia otro lado. Y es que, esto está pasando a día de hoy, pero con personas que no están enfermas y que, ni mucho menos, están en el final de su vida. Me refiero a personas con discapacidad, la cual les induce una movilidad reducida que, con las condiciones de accesibilidad de su casa, les impide, por sí mismos o incluso con la ayuda de otros, poder salir normalmente de su vivienda.

¿Piensan que no salir de la vivienda, en un periodo prolongado, no afecta a las personas? Creo que no hace falta un informe psicológico para afirmarlo.

Muchas más veces de lo que me gustaría, me encuentro con estos problemas que se producen, en la mayoría de las ocasiones, por un falta de accesibilidad en las viviendas, con dificultades para solucionarlo a causa de un excesivo gasto (aplicando la ley y su concepto "ajuste razonable"), o incluso por la falta de empatía de vecinos, o la propia administración pública. Ejemplos y excusas no faltan.

Denunciar estos casos no es sólo por motivos humanitarios, ya que hay que diferenciar entre tener sentimientos humanitarios y vulnerar los derechos humanos.

La inclusión de las personas con discapacidad en la sociedad no es una cuestión sencilla. A priori, muchas personas pueden pensar que sus derechos se encuentran garantizados por la ley existente, pero en realidad la inclusión es algo que va más allá de una ley o de aplicarla.

Tener un trabajo, practicar deporte y disfrutar de entornos accesibles que no te estén recordando permanentemente que tienes una discapacidad, es parte de la solución, pero no la única. Partamos de la accesibilidad como una primera manera de evitar las injusticias, como obligarte a un aislamiento injusto. La accesibilidad es un derecho, no es un privilegio.

Publicado en BLOG
Sábado, 14 Marzo 2015 09:09

RAMPAS ACCESIBLES

 

¡Cuántas rampas hay en nuestro entorno y qué mal hechas están!

¡TUITEA ESTO!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

 

La rampa debería ser la última solución para mejorar la accesibilidad de un edificio.

¡TUITEA ESTO!

 rampas accesibles

Lo mejor que puede suceder al terminar de leer este artículo es que saquemos la conclusión de que las rampas son una mala solución, incluso si están bien construidas, lo cual es ya de por sí una hazaña.

Si nos basamos en lo que dice la ley, en cuanto a las características que debe tener una rampa accesible, podemos consultar varias normativas en España. En general, las características de las rampas varían en función de si están en espacios urbanizados exteriores o si por contra, se encuentran en edificios.

En espacios urbanizados públicos, en el exterior, las rampas se instalarán en el itinerario peatonal accesible cuando sea necesario salvar desniveles superiores a 20 cm y pendientes superiores al 6% (artículo 14 Orden VIV/561/2010 ) y deben tener las siguientes características según este esquema:

 

rampa accesible itinerario peatonal

 

rampa accesible itinerario peatonal tabla

Pasemos ahora a tratar las rampas en edificios. El código técnico de la edificación las regula en España, además de la normativa autonómica que podéis consultar en esta misma web .

El Código Técnico distingue rampas que se encuentran en itinerarios accesibles de las que no. Nosotros os describimos aquí las rampas del primer caso, invitándoles a leer la normativa para el caso de que la rampa no tenga que cumplir las condiciones de accesibilidad.

rampa accesible edificacion

rampa edificacion tabla

Si observamos la cantidad de restricciones que deben cumplir, nos damos cuenta que la mayoría de las veces, encontrar una rampa verdaderamente accesible es bastante difícil. Si el técnico define correctamente la rampa, además tiene que asegurarse que en la obra se ejecuta adecuadamente, extremo este no muy habitual.

Además, las rampas se han tomado, a pesar de lo inadecuado de su diseño y construcción en general, como el bálsamode Fierabrás , es decir, una solución que vale para todo, incluso si no nos soluciona los problemas de accesibilidad.

Evidentemente, no podemos hacer un plano donde existen desniveles importantes y por otra parte, no es la solución que busca la accesibilidad universal. Por un lado, tenemos que evitar en el diseño cualquier solución por la que pase obligatoriamente la construcción de una rampa. Si no hay más remedio, como por ejmplo en rehabilitaciones y reformas, la rampa debe cumplir la ley de accesibilidad, porque a cualquier plano inclinado no se le puede llamar rampa. Por último, si lo único que nos queda es incluir un plano inclinado que no cumple los requisitos de accesibilidad, entonces estamos ante un caso de "mejora de la habitabilidad o del acceso" y en ningún caso supone una mejora de la accesibilidad.

Por todo lo que he comentado ¿no pensáis entonces que la rampa es una mala idea y una mala solución? 

 

 

Publicado en BLOG
Martes, 03 Febrero 2015 09:17

ACCESIBILIDAD GLOBAL

 

DAMOS ACCESIBILIDAD GLOBAL

Tengo un sueño, un deseo que se ha ido desarrollando conforme las barreras arquitectónicas moldeaban mi vida. Me gustaría que la accesibilidad se consiga por el convencimiento y no por la ley, porque quizás es la única manera de que se consiga de verdad.

Un concepto amplio de accesibilidad, que no se limite a una discapacidad concreta. Todos, en algún momento de nuestra vida, sufrimos o sufriremos una discapacidad, que nos impedirá acceder a los edificios y espacios de nuestro entorno de una manera digna si se mantiene el nivel de cumplimiento de accesibilidad actual, que como podréis sospechar es bastante penoso, a pesar de las leyes y las necesidades de una sociedad como la nuestra. Es por eso que si no se diseña con criterios de accesibilidad, los espacios, bienes y servicios que demandamos, no pertenecerán nunca a esta sociedad.

Nuestra empresa, ACCESIBILIDAD GLOBAL, velará por la Accesibilidad Universal en todos los entornos donde tengáis a bien llamarnos. Os dejo un enlace para que podáis tener nuestros datos de CONTACTO.

La Accesibilidad Universal es la cualidad que tienen o se confiere a los entornos en los que se puede disfrutar de bienes o servicios con el fin de hacerlos adecuados a las capacidades, necesidades y expectativas de todos sus potenciales usuarios, independientemente de su edad, sexo, origen cultural o grado de capacidad. Y ello de tal modo que éstos puedan realizar, sin dificultad o sobreesfuerzos, todas las acciones de deambulación, aprehensión, localización y comunicación que están ligadas a los procesos que se espera que realicen o en relación con dichos entornos, especialmente las que se deriven de situaciones de emergencia (Norma UNE 170001).

 En las sucesivas entradas de este blog, iremos tratando temas que nos preocupan, relacionados con la accesibilidad, la arquitectura y la discapacidad, porque como también comprenderéis, tratamos una disciplina transversal en la que están relacionadas muchas otras que dependen a su vez de otras tantas personas. Esperamos que todos nuestros lectores participéis y difundáis, sin vosotros, este grito se queda en un murmullo ahogado en el amplio mar.

¡Un fuerte abrazo a todos!

 

 

Publicado en BLOG
Viernes, 23 Enero 2015 10:48

BARRERAS ARQUITECTÓNICAS

 

BARRERAS ARQUITECTONICAS

La definición de una barrera arquitectónica podría ser la de un obstáculo o impedimento físico que limita la libertad de movimientos o de autonomía de las personas.

La existencia de una barrera arquitectónica supone un límite en los derechos de las personas al uso y disfrute de los espacios públicos y también de los privados.

Las leyes que existen en la actualidad en materia de accesibilidad, promueven la construcción de espacios sin barreras y la eliminación de las existentes, con mayor o menor éxito. En cada lugar del planeta se definen leyes en este sentido pero sin criterios comunes.

Las barreras arquitectónicas se encuentran en muchos de los espacios que nos rodean y afectan de forma desigual a las personas en función de su diversidad funcional.

Según donde nos las encontramos podemos clasificarlas en:

  • Barreras Arquitectónicas Urbanísticas (B.A.U.): Son las que se encuentran en viales y espacios públicos.
  • Barreras Arquitectónicas en la Edificación (B.A.E.): Son las que se encuentran en edificios de uso público o privado.
  • Barreras Arquitectónicas en el Transporte (B.A.T.): Son las que se encuentran en los medios de transporte.
  • Barreras en la Comunicación (B.C.): Son las que impiden o limitan la expresión o la recepción de una comunicación en cualquiera de los medios en los que se puede producir ésta.

Las barreras arquitectónicas deben ser eliminadas para garantizar los derechos de las personas con diversidad funcional, así como mejorar su calidad de vida. Para ello se deben seguir ciertos criterios de Accesibilidad Universal que quedan incorporados dentro del proyecto arquitectónico, diseño o entorno urbano.


Ignorar los criterios de accesibilidad en la ejecución de un medio físico supone el consecuente incremento de gasto para la reparación, el aumento de accidentes, denuncias y otros efectos perjudiciales.
Luchemos para la progresiva eliminación de las barreras arquitectónicas como primer paso para la integración de todas las personas que forman nuestra sociedad.

Entre todos lo lograremos ¡un fuerte abrazo!

Publicado en BLOG
Página 1 de 2